RESEÑA HISTÓRICA DE LAS DAMAS DORCAS 1958-2016

RESEÑA HISTÓRICA DE LAS DAMAS DORCAS 1958-2016

El Departamento Nacional de Damas se organizó en el año 1958, siendo la primera Presidenta Nacional la Hermana. Rut de Drost y Secretaria-Tesorera la Hermana Lucía Naya; además se estableció que en cada localidad tendrían una Presidenta local y una Secretaria-Tesorera, porque  las Damas manejarían unas ofrendas especiales para unos fines específicos.

La idea de que las damas se llamaran DORCAS surge del libro de los Hechos de los Apóstoles, de esta mujer que era reconocida como “mujer de buenas obras”.

Más tarde, bajo el liderazgo de la hermana Molly Thompson se organizaron las diferentes directivas regionales con los respectivos comités distritales. El propósito de formar la organización femenil, fue el de ayudar a las mujeres en sus necesidades espirituales, familiares y hogareñas, y también con el fin de contribuir a la evangelización de nuevos lugares a través de las Ofrendas Misioneras.

En 1964, la hermana Sally Lemons tomó en su mano la antorcha y en el año de 1966 la hermana Fayetta de Larsen.

En 1967 fue nombrada la hermana Gabriela de Bernal, primera Presidenta Nacional de Damas en Colombia y después de ella, se ha desplegado un ramillete de valiosas mujeres colombianas que han hecho un aporte invaluable en la obra del Señor; entre ellas tenemos:

Marlene de Duarte, Tránsito de Blanco, Judith Agredo de Rivera, Virgelina de Mosquera, Gladis de Cuadros, Marta de Salom, Amanda de Correa, Nora de Márquez, Flor de Verano, Rosalba de Gómez, María Elena de Delgado, Arfali Sánchez, Lina María Ocampo, María Aneth Álvarez, Maritza de Barrera, Luz Dary Rojas de Berdugo, Jazney Giraldo y actualmente la hermana Claribel Calvo de Sierra.

Mujeres ejemplares, siervas del Señor, que han marcado una profunda huella en el desarrollo de la iglesia en Colombia especialmente en el campo del trabajo femenil.

Muchos conceptos existen para definir  qué es una mujer, pero el más importante de ellos es el de su Creador, quien definió la mujer como ayuda idónea, dotada de características especiales que la hacen única y capacitada para toda buena obra. Desde el mismo momento que Él hizo a la mujer, se empezó a escribir una historia que aún no termina; es por eso que Dios mismo le ha dado participación a la mujer en todos los tiempos y en los eventos y escenarios más trascendentales de la historia de la humanidad, cómo es el de usar el vientre de una mujer para manifestarse en carne, y  llevar a cabo su plan salvador.

Aunque  el enemigo  ha querido degradar su imagen, el valor y el concepto de lo que es una mujer, podemos hoy decir, que es Dios mismo el que se ha encargado de dignificarla y la ha usado grandemente para que muchas generaciones conozcan al Único, Sabio, y Verdadero Dios, capaz de transformar el corazón nuestros hijos y el de los hijos de nuestros hijos y hoy después de 80 años podamos ver familias completas redimidas por la sangre de Jesucristo y una iglesia grande, florecida y bendecida porque Él es quien la ha sostenido.

Hoy podemos decir que Dios le ha abierto paso a la mujer y le ha permitido levantar la bandera de victoria haciéndola  trascender en medio de los tiempos, tiempos donde  se ha  experimentado la violencia, la escasez, la persecución, el desenfreno de maldad.

Quizás, no aparezcan registros de los nombres de muchas otras mujeres   valientes ni de todo ese esfuerzo que realizaron a favor de la causa del Señor, pero como dicen las escrituras, “Porque Dios no es injusto para olvidar vuestra obra y el trabajo de amor que habéis mostrado hacia su nombre, habiendo servido a los santos y sirviéndoles aún”

Así hoy, las mujeres conocemos la responsabilidad ante Dios, la iglesia y el mundo y  estamos  plenamente conscientes de quién es el que nos  ha dignificado  y por lo tanto, en agradecimiento a nuestro Creador, seguiremos sirviendo con diligencia al Señor Jesús, a su amada Iglesia, llenas de gracia, unción y la sabiduría que proviene de Dios, PORQUE TODAS NOSOTRAS HACEMOS PARTE DE ÉSTA HISTORIA.

Dios les bendiga,

Comité Nacional de Asesoría Y Acompañamiento de las Damas Dorcas
Vigencia 2017-2018