DESPIERTA

 

En nuestras congregaciones encontramos muchos jóvenes que son hijos o nietos de creyentes, a veces se les dice hijos criados en el evangelio. Además de un privilegio, debería ser una poderosa razón para permanecer en la iglesia y ser seguidor de Cristo.  Aunque muchos jóvenes asisten de vez en cuando no están viviendo vidas entregadas completamente a Dios, se han convertido en una masa juvenil que va y viene sin tener una verdadera relación con su DIOS, viven vidas inestables coqueteando constantemente con el mundo y su pecado, pero tengamos presente que cada uno deberá responder a Dios por sí mismo.

Los padres no morirán por los hijos, ni los hijos por los padres; cada uno morirá por su pecado. (RVR 60)

Deuteronomio 24:16

La salvación no se hereda de tus padres, abuelos o algún familiar o conocido; se hereda el apellido, se heredan posesiones, rasgos físicos y hasta deudas pero jamás heredaras el ser hijo de Dios.

Mas a todos los que lo recibieron, a quienes creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios.

Estos no nacieron de sangre, ni por voluntad de carne, ni por voluntad de varón, sino de Dios. (RVR 60)

Juan 1:12-13

No te dejes engañar joven por tus propios pensamientos, recuerda que la salvación es individual y no creas a la idea que este evangelio es solo para personas en dificultades o para personas adultas porqué el evangelio de salvación es para todo ser humano, todos necesitamos la salvación.

Porque la gracia de Dios se ha manifestado para salvación a todos los hombres,

Enseñándonos que, renunciando a la impiedad y a los deseos mundanos, vivamos en este siglo sobria, justa y piadosamente,

Aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo. (RVR 60)

Tito 2:11-13

Joven no creas que porque conoces del evangelio y tienes algunas costumbres cristianas tu problema en cuanto a la relación con Dios y tu condición pecaminosa está resuelta, las buenas obras no son suficientes para ser salvos, las buenas obras no salvan a nadie de la condenación.

Si bien todos nosotros somos como suciedad, y todas nuestras justicias como trapo de inmundicia; y caímos todos nosotros como la hoja, y nuestras maldades nos llevaron como viento. (RVR 60)

Isaías 64:6

Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios;

No por obras, para que nadie se gloríe. (RVR 60)

Efesios 2:8-9

Recordemos un poco sobre Samuel hijo de Ana una mujer muy devota del pueblo de Israel quien llego a tener una hermosa relación con Dios en oración, vivió en un tiempo de profunda crisis nacional y debilitamiento de la espiritualidad a tal punto que la Biblia lo registra como un tiempo donde “escaseaba” la palabra de Dios y no había visión con frecuencia, otro factor que era un obstáculo para tener una buena relación con Dios era que los hijos del líder espiritual eran depravados y no tenían conocimiento espiritual de Jehová.

El joven Samuel pudiera haber dicho: “Gracias a Dios tengo una madre muy espiritual así que no tengo de que preocuparme, con lo que ella ora por mí es suficiente”, pero Samuel no se conformó con los privilegios que tenía de ser hijo de un creyente y además servir en el templo del señor desde su niñez, cuando llego el momento en que Dios se le revela Samuel estuvo atento y dispuesto, oyó su llamado y empezó a tener una relación muy personal y maravillosa con Dios, su visión, sus ideas empezaron a fluir mucho más. Samuel acepto el llamado personal de Dios.

Joven es hora que aceptes el llamado de Dios, no desprecies más este hermosos regalo ni la oportunidad que Dios te da de reconciliasen con él, muchos jóvenes dirán yo voy a la iglesia, se muchas cosas de la Biblia, me visto como cristiano, soy reverente, ofrendo y hasta he aprendido a diezmar, pero es tiempo de empezar a ser hijos de Dios, ya dejen de vivir como nietos, de vivir de oraciones prestadas, aprendan a tener sus propias experiencias en Dios, aprendan a depender de Dios, testifiquen sus propias vivencias en Dios, deja de recibir bendiciones de Dios por medio de otros, recíbanlas directamente por ustedes mismos y así valoraran mucho más lo que Dios les da.

Atrévete a ser hijo de Dios, disfruta de sus bendiciones, no será fácil pero valdrá la pena intentarlo.

Mas el Dios de toda gracia, que nos llamó a su gloria eterna en Jesucristo, después que hayáis padecido un poco de tiempo, él mismo os perfeccione, afirme, fortalezca y establezca. (RVR 60)

1 Pedro 5:10

No es imposible mis jóvenes, quien desea atreverse a tomar esa decisión de ser un hijo de Dios es valiente, son los que arrebatan este reino. ¡Atrévete y no te arrepentirás de esta sabia decisión!

Alégrate, joven, en tu juventud, y tome placer tu corazón en los días de tu adolescencia;

Y anda en los caminos de tu corazón y en la vista de tus ojos;

Pero sabe, que sobre todas estas cosas te juzgará Dios. (RVR 60)

Eclesiastés 11:9

 

  Soleida Gil Delgado

Esposa de Pastor

Líder Distrito 16

2 Comentarios

  • Heidy Hurtado Escrito 3 diciembre, 2018 5:49 PM

    Dlb, hermosa palabra de Dios.

    • Distrito o Ciudad: Medellin
  • yury vera Escrito 18 febrero, 2019 12:55 PM

    Bendiciones que bonita reflexión el Señor las continue usando!

    • Distrito o Ciudad: Neiva

Agregar Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *