ASI QUE SI ALGUNO SE LIMPIA DE ESTAS COSAS

ASI QUE SI ALGUNO SE LIMPIA DE ESTAS COSAS

2° Timoteo 2:21

Las Escrituras tienen mucho que decirnos sobre la limpieza tanto física como espiritual de esos vasos e instrumentos o vidas que quieren servir y ser usadas por Dios.

En el antiguo testamento, la limpieza era requerida para los sacerdotes en todas sus vestiduras, durante su servicio en el templo y después de cada sacrificio.

Isaías 52:11 Apartaos, apartaos, salid de ahí, no toquéis cosa inmunda; salid de en medio de ella; purificaos los que lleváis los utensilios de Jehová.

Éxodo 30:20 Cuando entren en el tabernáculo de reunión, se lavarán con agua, para que no mueran; y cuando se acerquen al altar para ministrar, para quemar la ofrenda encendida para Jehová,

Levítico14:8 Y el que se purifica lavará sus vestidos, y raerá todo su pelo, y se lavará con agua, y será limpio; y después entrará en el campamento, y morará fuera de su tienda siete días.

Dentro de los muebles del templo, había uno llamado la Fuente de Bronce, la cual contenía agua para que así pudieran continuamente lavar sus vestidos, sus manos y sus pies para estar limpios y así los sacerdotes podían entrar al lugar santo para ser aceptos ante su presencia.

Esto indica que al Señor siempre ha exigido limpieza de aquellos que quieren estar cerca de su presencia.

La pregunta desesperada de David que anhela acercarse a Dios, nos hace ver la importancia de este tema.

Salmo 24:3 “¿Señor quien subirá al monte de Jehová y quien estará en su lugar santo?” La respuesta es: “El limpio de manos y puro de corazón; el que no ha elevado su alma a cosas vanas ni jurado con engaño”.

Así que si alguno se limpia de estas cosas:

  1. SERÁ INSTRUMENTO PARA HONRA:

Cuando alguien va usar un violín para deleitar al público en un concierto, el dueño del violín lo limpia, lo revisa; pues sus cuerdas deben estar afinadas y bien templadas. ¿Por qué? porque esa presentación va a traer honor y honra a su vida, por lo tanto, quiere presentar algo que agrade al público.

El apóstol Pablo al hablar de instrumentos no se refiere ni a herramientas de trabajo, ni a instrumentos musicales; sino a personas que sirven o que son usadas por Dios para su honra.

El señor le dice al profeta Ananías que fuera y se presentara ante Saulo, a quien después se conoció como Pablo, y las palabras de Dios para Ananías fueron:

Hechos 9:15 “Ve, porque instrumento escogido me es este, para llevar mi nombre en presencia de los gentiles, y de reyes, y de los hijos de Israel”.

El privilegio más grande que uno pueda tener en esta vida, es ser un objeto, un utensilio que Dios pueda usar para su honra y gloria.

  1. SANTIFICADO

La santidad es una cualidad que debe caracterizar a todo hijo de Dios; Porque Dios es santo, exige que nosotros también seamos santos, ya que la santidad de Dios es su cualidad absoluta y fundamental. Ser santo significa estar apartados, consagrados, dedicados y purificados para servir a Dios y a sus propósitos.

Estar santificado consiste, en estar separado de toda contaminación, y de todo pecado (pensamientos, actitudes y palabras) y estar dedicado para uso exclusivo.

Efesios 1:4 según nos escogió en El antes de la fundación del mundo, para que fuéramos santos y sin mancha delante de Él.

Antes de conocer al señor éramos vasos e instrumentos que el enemigo usaba para servir al pecado porque estábamos sucios porque éramos del montón porque estábamos esclavos del pecado.

Corintios 6:11 Y esto erais algunos; mas ya habéis sido lavados, ya habéis sido santificados, ya habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de nuestro Dios.

  1. ÚTIL AL SEÑOR

Salmo 101:6 Mis ojos pondré en los fieles de la tierra, para que estén conmigo; el que ande en el camino de la perfección éste me servirá.

Una herramienta o un vaso útil, es aquella que está en buen estado; Si yo tengo una herramienta, pero ésta está desajustada, de seguro no servirá para el propósito que tengo; tendré que buscar otra solución.

Así nosotros debemos estar limpios, si queremos servirle al señor. Y ser útiles para el propósito para el cual Él nos ha llamado; Porque al Señor no se le sirve de cualquier manera.

  1. DISPUESTO PARA TODA BUENA OBRA

Estar dispuesto es tener la intención y el ánimo de hacer las cosas, y estar preparado para ser usado.

¡Es tomar una decisión! solo cuando decidimos y nos disponemos a ser instrumentos útiles en las manos de Dios, es entonces que el proceso inicia.

Dios quiere vidas dispuestas ¡Dios nunca lo hará a solo que nosotros en verdad lo deseemos! El no obliga a nadie, Él obra donde hay voluntad y disposición. Dios esta listo a usar nuestras vidas como nos declara:

2° Corintios 9:8 “Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo suficiente, abundéis para toda buena obra.”

Así como Dios exigía a los sacerdotes y servidores del tabernáculo limpieza de cuerpo: manos, pies, cabello, vestiduras para ministrar en su presencia, y para que la gloria de Él llenara ese lugar; Así todo el que quiera ser un instrumento para honra, santificado útil y dispuesto, debe limpiarse de toda contaminación.

Así que, amados, puesto que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios. 2°Corintios 7:1

“porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas”.   Efesios 2:10

Luz Marina Gómez

Vice-presidenta Nacional Damas Dorcas

Vigencia 2017-2018

 

 

 

Agregar Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *